Hemos  tenido la suerte de disfrutar de la película “Padre no hay más que uno”en una cálida noche de verano.